Siguenos en nuestras Redes Sociales

Image Map

Publica Tu Cuento: el gran sueño de esmeralda

Nombre*:Sofia lopez rojas
Web Site (Opcional):
Género*:Infantil
Título*:el gran sueño de esmeralda
Cuento*:Hace algunas décadas yo era una pequeña niña la cual le gustaba jugar con otras personas como a todos los niños, siempre me inventaba nuevos juegos con reglas muy raras y divertidas para jugar con mis amigos afuera. Un día vi a una nueva niña en el vecindario ella era un poco tímida, con un muñeco en ambos manos como si lo estuviese estrujando; Ella veía los niños correr a su alrededor y no les decía nada solo se alejaba, yo al ver a esta nueva niña me dije a mi misma otra nueva amiga con quien jugar. Pero cuando me quise acercar para hablar con ella solo se alejó sin decirme nada pensé que solo estaba cansada por la mudanza y un poco asustada, entonces lo volví a intentar al día siguiente, pero volvió a pasar lo mismo; lo seguí intentando por toda una semana, pero siempre obtenía el mismo resultado.
Yo toda desilusionada por me fui a mi casa porque ya era hora de comer, cuando llegue a mi casa vi a una mujer junto a mi madre que estaban tomando café, yo me les fui acercando muy lento y las salude; mi mamá me dijo- que ella era la nueva vecina- yo hice una cara de asombro y con voz temblorosa le pregunte - ¿tú eres la mamá de la niña nueva? Ella me respondió con una sonrisa y me dijo "que sí y que su hija se llamaba esmeralda". - qué lindo nombre tiene- dije un poco más entusiasmada, pero porque no juega ni habla pregunte al instante.

Ella me respondió que era demasiado tímida y que casi no hablaba con nadie, pero si quería podía ir de visita para ver si la animaba con este nuevo lugar. Yo acepté porque quería conocer a Esmeralda.

Al día siguiente fui a su casa con la intención de conocerla y volvernos amigas, pero cuando llegue a su casa toque el timbre, pero nadie respondió, así que me fui a mi casa, después de varios días volví a ir a la casa de Esmeralda cuando toque el timbre la mamá de esmeralda me abrió la puerta y me dejo pasar, cuando me encontré con Esmeralda la vi jugando sola yo me le acerque para jugar y hablar con ella, pero cuando ella me vio solo sé quedo en silencio yo me seguí acercándole diciéndole que si podía jugar con ella; después de unos minutos de más silencio creo que dijo que "si" en un susurro, le empecé a contar sobre cómo era jugar con todos mis amigos y que sueños tenía para el futuro, ella solo me escuchaba, pero en un momento por fin ella me dijo algo lo cual fue que si no me daba miedo hacer todas esas cosa yo toda sorprendida le dije que no que eso era lo divertido de ser una niña que puedes divertirte todo el tiempo ella al escuchar empezó a hablarme más sobre como era su vida antes de la mudanza de todo sobre ella yo en un momento le pregunte que cuál era su gran sueño ella se quedó en silencio le dije que no había problema si no me lo quería contar entonces mire el reloj de la pared y vi que ya era hora de irme me despedí de ella y de su mamá, me fui a mi casa.

Al día siguiente fui otra vez a ver a Esmeralda, pero esta vez la invite a salir para que conociera a los de más niños, ella acepta, pero la noto que está nerviosa la lleve donde los otros niños y nos pusimos a jugar policías y ladrones, lazo, yermis, cauchito, ponchados, atrapados y así sucesivamente hasta ya entrada la tarde, así que todos nos fuimos a nuestras casas yo acompañe a Esmeralda hacia su casa ella se despidió y entro, yo me dirigí a la mía. Después de unos meses esmeralda y yo ya éramos las mejores amigas, entonces le volví a preguntar que cuál era su mayor sueño ella me respondió que era poder ser menos tímida con el mundo; yo me sorprendí por esa respuesta y le dije, pero si ya lo lograste aunque no lo notaras ella me pregunto y cuál es el tuyo yo le respondí que era volverme la mejor médica ella se rio porque eso iba a hacer en varios años, Yo le dije que si, pero que lo tenía que luchar desde ese momento. Ella me dijo que me iba a ayudar para que lo cumpliera. Después de varios años Esmeralda y yo seguíamos siendo muy buenas amigas, aunque ya no éramos unas niñas que soñaban con el futuro, pero ella si cumplió su promesa de ayudarme y yo seguí ayudándole a cumplir su sueño.
fin

No hay comentarios.:

Publicar un comentario